Tuesday, July 03, 2007

Ni tú ni nadie, por Alaska y Dinarama


La verdad es una Medusa que puede encontrarse en cualquier parte: en una cuenta de email abierta por equivocación, en una nota olvidada, en una confesión romántica, en el atisbo de un beso ajeno, en el lenguaje corporal de dos amantes, en la muerte de una persona querida, en un accidente, en una fiesta con tus amigos, en una noche de mezcales, en tus juguetes de niño, en tu madre, en la mirada de los abuelos, en los labios de una chica, en el abrazo de un hombre, en la ciencia, en los libros, en una buena letra de pop:

"Mil campanas suenan en mi corazón,
qué difícil es pedir perdón,
ni tú ni nadie, nadie, puede cambiarme".


1 comment:

Andrea Catalina Cabrera Luna said...

ADORO esa cancion, no solo porque es en si muy linda sino porque ese fue uno de los discos que atesorabamos mis primos mis hermanos y yo cuando eramos ninios. Recuerdo perfecto que lo poniamos y cantabamos y bailabamos como loquitos...me recuerda a un primo al que yo amaba muchisimo y que era el primero siempre en comprar discos -quiza porque era el primo mqs grqnde de lq fqmilia. Lo que le gustaba era el pop asi que por el nos echamos todos los discos de Mecano, el de Life is Life de Falco y los de Michael Jackson. Cuando vivi en Espania me entere que todos adoran a Alaska porque tenia su programa bizarro para ninios algo asi como La burbuja de cristal....Alaska mola y molara siempre! de ninia pensaba que ella era como un boy george, que en realidad era un trasvesti.... pero no! es un mujeron!